13 de marzo de 2017

Dos días de movilizaciones históricas


El SiPreBA y la FATPREN, presentes

Los días 6, 7 y 8 de marzo se vivieron jornadas extraordinarias con cientos de miles en las calles reclamando por sus derechos y reivindicaciones. El martes, precedido por la imponente marcha docente contra el techo salarial, medio millón de trabajadores salieron contra los despidos y el ajuste y terminaron literalmente corriendo al triunvirato de la CGT al grito de "paro general". Al día siguiente, las mujeres encabezaron nuevamente un paro -esta vez internacional- contra la violencia machista y por todos sus reclamos postergados.


7/3: cese de tareas y movilización
Durante la jornada convocada para marchar por la CGT, el SiPreBA impulsó -votado en su plenario de delegados y delegadas- un cese de tareas de 13:30 a 17 con un acatamiento total en la Agencia Télam , y muy importante en otras empresas como Editorial Atlántida. La movilización partió de la nueva sede de SiPreBA en una columna común con la FATPREN que reunió a más de 200 compañeros/as. Ese mismo día, las y los trabajadores de La Nación realizaron una masiva asamblea contra un despido arbitrario a pesar de las amenazas e intimidaciones de la empresa. El cese de tareas y la masiva columna en la movilización expresaron un proceso de consolidación gremial de base en las empresas, acompañado por la construcción real de cada medida que se realiza en los lugares de trabajo, una linea que viene trabajando el SiPreBA para fortalecer al sindicato en su pelea contra el ajuste de las patronales.

Foto: Sipreba


8/3: cortes, asambleas, ruidazos y marcha
Durante el paro de mujeres, en el marco de una campaña del sindicato, las comisiones internas nucleadas en el SiPreBA desplegaron diversas iniciativas: en la TV Pública, una manifestación con batucada y un corte de la Avenida Figueroa Alcorta convocado por todos los sindicatos del canal, en Radio Nacional una asamblea numerosa de trabajadoras al igual que en Télam donde tuvo lugar una gran convocatoria de compañeras y se cortó la Avenida Belgrano. En empresas como Canal 13-TN, Infobae, Clarín, Perfil y El Cronista se hicieron fotos colectivas apoyando la jornada. Las actividades se tradujeron luego en una gran columna de compañeras y compañeros durante la histórica marcha de Congreso a Plaza de Mayo.


Foto: Sipreba



Unidad para resistir y ganar
Las dos jornadas históricas que vivió el gremio de prensa en sintonía con el resto del movimiento obrero y popular confirman el acierto de apostar por parte del SiPreBA a construir unidad de acción en la lucha con todos los sectores que se movilizan contra el ajuste; sólo con la mayor masividad y protagonismo de las bases podremos pararle la mano al gobierno y las patronales. Este es el camino hacia adelante para enfrentarnos a los próximos desafíos que se vienen.


¡Viva la lucha de las y los trabajadores de prensa!



6 de marzo de 2017

Presentación del documental “Sacar la Voz: trabajadoras de prensa en tiempos de ajuste"



El viernes 10 de marzo, a las 19:00, se presenta el documental “Sacar la Voz: trabajadoras de prensa en tiempos de ajuste”, de Mariela Bernárdez y Lorena Tapia Garzón, en el marco de las actividades de la Semana de lucha por los derechos de las mujeres en el gremio de prensa y organizada por la Secretaría de Mujeres y Géneros del Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA).

Habrá proyección y debate con la presencia de Silvia Martínez Cassina (Canal 13), Gimena Fuertes (cooperativa Por Más Tiempo) y Natalia Vinelli (Barricada TV), protagonistas del documental. El encuentro se realizará en la sede del SiPreBA, México 441, 2°D, CABA.


SINOPSIS
SACAR LA VOZ: Trabajadoras de prensa en tiempos de ajuste

A un año de gobierno de la alianza Cambiemos y en el marco del séptimo aniversario de la aprobación de la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, este mediometraje documental narra a través de la historia de tres trabajadoras de prensa del sector de medios con y sin fines de lucro, el devenir de las relaciones de poder entre géneros, la división sexual del trabajo en las redacciones y la lucha por la emergencia femenina en roles de decisión y representatividad.

Mujeres de y en los medios, mujeres delegadas, mujeres al frente de procesos colectivos de construcción y de demanda en tiempos de ajuste, desfinanciamiento, despidos y franco retroceso en los pilares fundantes del sistema democrático de medios. “Sacar la voz” es la historia de participación, organización y liderazgo de aquellas que hacen de “la palabra” una autodeterminación empeñada y un derecho indelegable.

8 de febrero de 2017

Sin la voz de los trabajadores, no hay medios públicos plurales ni democráticos



Los trabajadores de la Tv Pública y la agencia Télam,  a través de nuestros Consejos de Redacción, reunidos hoy en un plenario por primera vez, ratificamos nuestro derecho a la participación en la definición de los contenidos de los medios en los que nos desempeñamos en la medida que somos nosotros –y no los ocasionales funcionarios-  quienes resultamos garantes de la pluralidad y diversidad informativa.

Los trabajadores bregamos por medios públicos que aseguren el derecho a la información y no que sean meros difusores de una visión informativa determinada, a modo de reflejo del modo en que operan los medios en manos de corporaciones privadas. Demandamos –a esta y a las anteriores gestiones de gobierno- medios públicos que garanticen la voz de las minorías políticas y que cobijen a las voces de organizaciones sociales y del mundo del trabajo que son silenciadas por la industria de la comunicación.

En esa búsqueda entendemos que es indispensable que los trabajadores de los medios públicos participen en forma activa de los desarrollos editoriales de los medios. Los medios públicos sólo pueden disputar sentido en la arena mediática si sostienen agendas amplias, plurales y diferenciadas, con relativa autonomía del gobierno de turno. Por eso mismo en Canal 7 en la agencia Télam, los trabajadores elegimos, por el voto democrático de las Asambleas, Consejos de Redacción que ponen en entredicho rutinas de trabajo naturalizadas y despojadas de capacidad crítica y reflexiva.  El valor de estas experiencias ya ha sido demostrado, por ejemplo, en la cobertura periodística del conflicto de AGR-Clarín, que no hubiese tenido la misma presencia sin el impulso de los trabajadores.

Ambos Consejos de Redacción se reunieron hoy por primera vez en las instalaciones del canal e inauguraron una agenda de acción en común que comprenderá la realización de monitoreos, recepción de denuncias, presentación de informes, relaciones con otros medios públicos y organismos estatales y privados, más articulación de políticas y cursos de acción con las asambleas de trabajadores de ambos medios.

Consejo de Redacción de la TV Pública – Consejo de Redacción de la agencia Télam.

24 de enero de 2017

Disparan contra la prensa, disparan contra el pueblo



Hace 20 años una patota de la policía bonaerense mató al compañero José Luis Cabezas. Fueron dos décadas de impunidad. Los asesinos no eran “manzanas podridas”. Todo el cajón estaba podrido. Y lo sigue estando. Las fuerzas policiales están corrompidas y ejercen violencia contra el pueblo.

Repudiamos el “Protocolo de actuación de las fuerzas de seguridad ante manifestaciones públicas” con el que la ministra Patricia Bullrich cercena el derecho a la protesta y ataca la libertad de expresión pretendiendo encerrarnos en una “zona determinada”, es decir en un corralito. Mientras tanto, cada vez más seguido nos encontramos con policías filmando tanto a manifestantes como a trabajadores de prensa.

Rechazamos el “Protocolo de actuación para la protección de la actividad periodística”, firmado a espaldas de las organizaciones de trabajadores de prensa: es perverso pretender que informemos sobre nuestro trabajo periodístico a quienes gestionan el crimen organizado y reprimen a los que luchan.

Sufrimos una escalada represiva. No quieren que camarógrafos, reporteros gráficos ni ningún trabajador de prensa esté presente cuando balean, gasean, apalean, lastiman y detienen.

La policía de la Ciudad debutó reprimiendo a los vendedores ambulantes de Once. Ese día también descargaron su violencia tirando una bomba de estruendo a donde había varios fotógrafos, resultando herido el compañero Rubén Paredes, de diario Crónica. No es casualidad. En los dos últimos encuentros nacionales de mujeres, en Mar del Plata y en Rosario, las respectivas policías provinciales reprimieron a las manifestantes y se ensañaron con quienes estaban sacando fotos. Lo mismo sucedió en la represión del Hospital Borda. Todavía esperamos el juicio a los policías metropolitanos que durante el desalojo a la Sala Alberdi dispararon balas de plomo e hirieron a dos fotógrafos de la Red Nacional de Medios Alternativos.

Al reprimir a la prensa buscan generar condiciones de impunidad para disparar y golpear a manifestantes. El ajuste que el gobierno de Mauricio Macri está descargando sobre las espaldas de la clase trabajadora sólo cierra con represión. Como ejemplo, nuestra propia situación: recientemente difundimos un relevamiento que señala la aterradora cifra de 1300 despidos en prensa durante 2016, sólo en la Ciudad de Buenos Aires.

En los últimos días reprimieron a inundados en Pergamino y San Nicolás y a feriantes en Mendoza. El mismo día que lanzaron su festival de xenofobia y discriminación contra los “manteros”, gendarmería y policía de Chubut ejercieron terrorismo de estado contra los mapuches de la Lof en Resistencia de Cushamen. En la provincia que gobierna Mario Das Neves se vivieron 48 horas de brutal represión contra quienes osan enfrentar al multimillonario Luciano Benetton. Las fuerzas de seguridad hicieron un cerco de 4 kilómetros a la redonda e impidieron que la prensa pueda trabajar.

Esperaron a que no hubiera móviles de TV para reprimir violentamente a los obreros gráficos de AGR-Clarín. Palos y gases para quienes luchan contra 380 despidos. Las patronales de prensa omiten la noticia o la tergiversan alevosamente. Es fundamental la disputa por los contenidos, como lo demuestran en estos días las asambleas en Clarín y Canal 13/TN, y tantos otros compañeros y compañeras que –junto al SiPreBA- se solidarizan activamente. Apoyamos la toma pacífica de la planta. Nos comprometemos a seguir dando la pelea para que se dé a conocer las reivindicaciones de los compañeros despedidos, que hacemos propias.  

Se suman más agresiones a la prensa. En diciembre pasado las redacciones de Cosecha Roja y Anfibia primero y de Resumen Latinoamericano después sufrieron sugestivos robos que entorpecen la tarea periodística que realizan. Los medios comunitarios bien conocen de las agresiones del poder: en El Bolsón, Río Negro, las radios que apoyan el reclamo contra el magnate Joe Lewis sufrieron tres incendios intencionales. Están acostumbrados a recibir amenazas, tanto anónimas como por parte de funcionarios.

Exigimos a las autoridades que se esclarezcan estos hechos. Reclamamos garantías para desarrollar nuestro trabajo periodístico, única garantía de la libertad de expresión. Hoy más que nunca la memoria del compañero José Luis Cabezas está presente.


13 de diciembre de 2016

Solidaridad del SiPreBA con Alejandro Bercovich ante el intento de censura por parte de Emiliano Yacobitti

El Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBa) repudia el brutal intento del funcionario Emiliano Yacobitti -dirigente de la UCR y de la UBA- de silenciar judicialmente al periodista Alejandro Bercovich por las opiniones e informaciones que brinda en su cuenta de twitter, en la que constituye la principal acción montada en la Argentina hasta el momento para restringir la libertad de expresión en las redes sociales.

Yacobitti, presidente de la UCR porteña, secretario de Hacienda de la Facultad de Ciencias Económicas y por años dirigente de Franja Morada, entabló una millonaria demanda por daños y perjuicios a modo de una represalia por las investigaciones realizadas por el periodista a raíz del manejo de fondos dentro de la UBA, que fueron reflejadas en el canal C5N y en la cuenta de twitter del periodista. Deliberadamente, el funcionario no demanda al canal sino solamente al periodista a título personal en su confesa intención de aplicar una mordaza a la libre expresión de Bercovich durante el largo proceso judicial.

Se trata de un enorme retroceso en materia de libertad de expresión luego de que, desde la recuperación democrática, se lograra eliminar la figura del desacato y, luego, la penalización de las figuras de las calumnias e injurias. Yacobitti pretende restituir ese antiguo sistema punitivo que operaba sobre la prensa.

Insólitamente, la demanda de Yacobitti es patrocinada por el abogado Alejandro Pereyra, miembro del directorio del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). Esto es, el funcionario que debe velar por el más libre y plural funcionamiento del sistema de medios en la Argentina, patrocina una demanda que pretende, explícitamente, censurar la actuación de un periodista y silenciar la de todo el conjunto de las trabajadoras y trabajadores del gremio.

Desde el SiPreBa repudiamos este brutal ataque a Bercovich, que irradia graves consecuencia para todas las compañeras y compañeros del gremio.

Y le exigimos al gobierno nacional arbitre los medios para asegurar la libertad de expresión de los trabajadores de la comunicación en lugar de prestar los medios técnicos e intelectuales para la progreso de esta acción judicial.